El gato de Tomacalcio

Al Ford Mercury 65 de Tomacalcio le rumbaba la transmisión cada que le metía la quinta, especialmente por las rectas del Valle y mucho más si le aplicaba el bajo que le habían instalado recientemente junto con la caja Fuller. Según el diagnóstico del mecánico se la había comido el motor DT 466 recién rectificado en el taller del Muelón, allá en Barriotriste; sector famoso y popular donde se practica la mejor mecánica automotriz callejera y le montan el “buque” que su carro -o usted- necesite.

64f7946b885f94-ford-800-y-dodge-1976-38838Una vez descargado en la plaza mayorista el viaje de panela que traía de Cartago se fue para el Barrio Antioquia donde le lavaron el camión mientras se comía un sancocho de cola que tanto le gustaba en el restaurante de la negra Isabel.  Más tarde, mientras el Muelón le cambiaba la corona y el speed al diferencial -o transmisión como le llaman los choferes-, Tomacalcio se fue a cambiarle un tornillo al injerto que le habían puesto en el compresor, pero le tocó esperar a que le fabricaran uno hechizo porque no había referencia comercial que le sirviera.

Mientras el tornero terminaba su trabajo Tomacalcio vió que se le acercaba un tipo de esos que bajo cuerda venden gangazos mal habidos.  “Algo bueno me va a ofrecer” -pensó-.  Así fue, y hablándole de lado y sin mirarle a la cara le ofreció discretamente un gato hidráulico de diez toneladas. “Pero decídase rápido1770-MLU3685812842_012013-O que en la esquina tengo otro cliente esperando”, le dijo el avivato.  Le pidió 90 de mil, pero este sacó su artillería de negociante y lo tranzó por cincuenta mil pesos que le entregó discretamente a quien nunca más volvería a ver. ¡Cómo iba a dejar volar este negociazo!

Apresuradamente recogió el paquete que el caquito le había dejado en el piso junto a la puerta para ir a encaletarlo en el Ford Mercury 65, en el mismo lugar donde momentos antes había desaparecido un gato de diez toneladas.

Glosario coloquial:

  • Rumbar: emitir ruidos desagradables. Zumbar.
  • Aplicar el bajo: Accionar el bajo para mejorar la potencia en la transmisión del vehículo.
  • Buque: Adaptación de repuestos que no corresponden al vehículo o que son robados.
  • Injerto: Adaptación de piezas o repuestos que no son de serie.
  • Hechizo: sinónimo de injerto.
  • Gangazo: barato.
  • Negociazo: negocio altamente lucrativo.
  • Encaletar: esconder en un sitio de difícil acceso.
Anuncios

Un comentario en “El gato de Tomacalcio

  1. Pingback: El accidente de Volante | Los Recortes

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s