Matojo y Oscar

Oscar es un tipo tímido, trabajador, dedicado, sencillo, alejado de los lujos y la suntuosidad, poseedor de un amplio conocimiento acumulado por años de estudio, observación y análisis.  No se le conoce círculo social alguno, sin embargo, es bastante respetado por los más cultos del pueblo.  El viejo Mutis seguramente hubiera disfrutado y aprendido algunas cositas en su compañía y a lo mejor, para nuestro orgullo, la famosa expedición botánica hubiera tenido otro nombre.

Matojo es un tipo extrovertido, bailarín y bebedor, todo un goliardo contemporáneo, que, abrazado a una botella de cerveza puede pasar semanas.  Siempre se niega a asumir compromisos protocolarios, contratos o responsabilidades que no cumplirá.  El inventario de su negocio frecuentemente termina en trueque por cervezas y hasta en ocasiones sus borracheras son financiadas con anticipos o préstamos de los clientes a quienes termina pagando con trabajo.

Oscar prefiere caminar por las calles secundarias y usa los caminos menos frecuentados.

El mundo de Matojo está en la calle, allí está su gente, su combustible, su escenario.

Oscar escucha siempre con atención y sólo habla lo necesario.

Matojo habla, canta, ríe con euforia.

Oscar suele pasar semanas sin salir dedicado a su trabajo.

Matojo pasa semanas enteras viviendo y bebiendo como un pachá.

Oscar es un reconocido jardinero y botánico sin título.

Matojo comercia matas y canastas de alambre.

Oscar siempre conoce la historia de cada planta, sus usos y beneficios, aún de las que ignorantemente llamamos maleza.

Matojo siempre sabe cuántas cervezas vale cada una de sus canastas y la mata más costosa no vale más que dos “pilsenón”.

Oscar y Matojo son hijos de Guillermina y, sin embargo, no se conocen entre sí.  Oscar y Matojo son el hijo de Guillermina.

P.D. Cuando los pueblos se miran no con ojos de turista, sino con ojos inquietos o con mirada curiosa, se encuentra en estos lugares escenas profundas, escenas sinceras que son el reflejo verdadero del lugar. Esos son los momentos que dan vida propia y la personalidad atractiva que tienen nuestros pueblos. Esas fueron las imágenes que pasaron por la cámara que hoy nos ambienta este relato.

matojo

Foto: Sandra Ríos Gómez de la serie “No me tome fotos que yo soy fotogénico”

matojo1

Foto: Sandra Ríos Gómez de la serie “No me tome fotos que yo soy fotogénico”

 

 

 

 

 

matojo1

Anuncios

2 comentarios en “Matojo y Oscar

  1. Pingback: Pestañas | Los Recortes

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s